Pastoral de Solidaridad Y Evangelización

FUNDAMENTACIÓN

Hacer pastoral es acompañar a la comunidad cristiana a crecer y madurar en la fe. Toda pastoral debe tener tres dimensiones: la profética (el anuncio y la catequesis), la litúrgica (la celebración) y la social (la práctica vivencial). No se pueden separar estas tres dimensiones, porque no se trata de tres pastorales diferentes, sino de las tres dimensiones de una sola pastoral. Si bien es cierto que la celebración es la expresión más específica de la religiosidad, la práctica vivencial es la verificación de su autenticidad. (Cfr. Mt 5-7 y 25).
Aparte de estas tres dimensiones fundamentales que debe llevar toda pastoral, existen las pastorales especializadas. Son la acción de la Iglesia hacia determinados grupos particulares. En este sentido existe la pastoral de enfermos, la pastoral carcelaria, la pastoral de educadores, de los migrantes, pastoral indígena… sin embargo, desde nuestra condición de colegio, nuestra pastoral social se reduce en un apoyo económico a las distintas labores de evangelización que ejercen tanto la iglesia como la Infancia Misionera y la provincia Franciscana de los XII Apóstoles del Perú.